Seguridad alimentaria

“El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento”. El responsable eres tú.

equilibrista

En nuestra larga y extensa experiencia con la industria agroalimentaria en área de seguridad alimentaria, comunmente Sanidad, son muchas las anécdotas y comentarios que los responsables de estas industrias nos trasmiten.

Todavía hoy escuchamos a algunos de nuestros clientes decir: “….. yo, hasta que no me lo pida el inspector de Sanidad, paso de hacer lo que me dices. Cuando venga y me lo exija, ya hablaremos…”. Otras veces nos comentan que se sienten agraviados al compararse con sus competidores: “… no sé por qué a mí me piden tanto si al de enfrente ni le visitan, y no sabes tú cómo tiene sus instalaciones….”.

En otras ocasiones tras una inspección de Sanidad con resultado desfavorable y el levantamiento de su correspondiente acta de inspección con un estricto plazo de cumplimento de las desviaciones encontradas, nos demandan solucionar los problemas detectados desde un punto de vista de mínimos “…con un aprobado ya vale….”.

Nuestro mensaje es siempre el mismo “hay que cumplir”,  pero no sólo porque lo exija la legislación de obligado cumplimiento, si no como compromiso y garantía de ofrecer la máxima calidad en seguridad e inocuidad a nuestros clientes. Esta es la filosofía de trabajo que nos hace más competitivos:  dejar como principal escenario el dedicar el tiempo y esfuerzos a lo que es realmente importante, a hacer crecer nuestro negocio.

La industria alimentaria es bastante diversa, nos encontramos con grandes industrias con altos estándares de calidad y con la posibilidad de destinar un elevado número de recursos tanto económicos como técnicos y humanos; y en otras ocasiones hablamos de pequeñas industrias gestionadas por emprendedores de escasa experiencia o preparación técnica. La alta temporalidad, los horarios maratonianos de las jornadas laborales y los márgenes ajustados, son una característica habitual en este sector que propicia que en ocasiones nos encontremos con personal y operadores poco formados, con procedimientos de trabajo eminentemente reactivos que impiden la implantación de adecuadas metodologías y sistemas de gestión que garanticen la seguridad y la competitividad de sus negocios.

Operador de industria alimentaria = Responsable de seguridad alimentaria

Sin embargo, el operador de la industria alimentaria es el principal responsable de la seguridad alimentaria. El dueño/a de un bar, de una bodega, de una tienda de comidas preparadas, de un comedor infantil, de una fábrica de conservas o de una empresa de distribución de alimentos, es el responsable de todo lo que pueda pasar con sus productos.

responsable

 

No es el inspector de sanidad, ni el consultor en seguridad alimentaria.

¡El responsable eres tú!!

 

Las personas que trabajan en las empresas alimentarias han de tener instrucción o formación de acuerdo a sus responsabilidades en los puestos de trabajo. Se trata de un requisito legal que está establecido en el Cap. XII del Anexo II del Reglamento (CE) 852/2004 que dice:

Los operadores de empresa alimentaria deberán garantizar:

  • La supervisión y la instrucción o formación de los manipuladores de productos alimenticios en cuestiones de higiene alimentaria, de acuerdo a su actividad laboral;
  • Que quienes tengan a su cargo el desarrollo y mantenimiento del procedimiento mencionado en el apartado 1 de artículo 5 del presente Reglamento o la aplicación de las guías pertinentes hayan recibido una formación adecuada en lo tocante a la aplicación de los principios del APPCC.
  • El cumplimiento de todos los requisitos de la legislación nacional relativa a los programas de formación para los trabajadores de determinados sectores alimentarios.

La responsabilidad de la supervisión y de la instrucción o formación del personal es del operador de empresa alimentaria.

Por tanto los operadores de las industrias alimentarias son los responsables principales de garantizar la seguridad alimentaria de los productos y servicios que prestan y es su obligación conocer las normas vigentes, implantar los sistemas de autocontrol y formar a sus empleados en las buenas prácticas de manipulación y en las buenas prácticas de fabricación de los alimentos que procesan.

No olvidemos queel desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, así que, si vas a emprender dentro de la industria alimentaria o eres un operador de una industria alimentaria existente, no esperes a que la autoridad competente te exija las cosas, adelántate por el bien de tu negocio, de tu imagen,  y de los consumidores.

Y sobre todo recuerda que ¡¡no estás solo!!. Tú te tienes que dedicar a tu empresa, a fabricar, elaborar y producir, el resto de aspectos debes de delegarlos en empresas técnicas competentes que te ayudaremos en todo. “Zapatero a tus zapatos”.

Fdo.- Eva Domínguez Miguel

logo-integrare

integrare@integraresoluciones.com

integraresoluciones.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.